info
® Copyright 2000 - 2017, Psi cogeometría® y Arquitectura Biológica® son marcas registradas y protegidas por el uso de propiedad intelectual. Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto. La distribución gratuita de esta información obedece al principio geométrico de "distribución perphecta" que se opone a las leyes neoliberales de acumulación del capital. Te agradecemos distrubuir nuestro trabajo con amor e integridad. Atte. Psicogeometría. Arturo Ponce de León y Ninón Fregoso.



/


Artículos

Geometría Sagrada

Terapia con poliedros y bio-retroalimentación (Hearttuner y Blisstuner)
Artículo #10.1 Estilo de vida implosivo
®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Psicogeometría México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Extracto del libro "El Poder de la Vida en la Geometría Sagrada y la Arquitetura Biológica de Arturo Ponce de León y Ninón Fregoso" Adquierelo aquí

 

Un estilo de vida que genere una vida de mayor inclusividad armónica de las diferencias es ideal para el desarrollo de la inteligencia, la creatividad, la memoria y la conciencia. Para ayudarle a nuestro cuerpo a vivir una mayor calidad de vida sugerimos un estilo de vida rico en diversidad de contexto. Esto tiene profundas implicaciones en la calidad de alimento que ingerimos en los cinco centros de conciencia: el alimento sexual, instintivo, emocional, intelectual y motriz.

Busca tomar agua pura de manantial y fruta fresca o jugos de vegetales. Se prefiere la comida viva, quizá cruda, no cocinada ni hervida. Buscamos eliminar al máximo los alimentos altamente procesados y se prefieren los alimentos orgánicos o de cultivos biológicos que no tengan transgénicos, pesticidas, herbicidas, antibióticos o que hayan sido sometidos a radiación. Casi todo el trigo, la harina, el maíz y la soya que consumimos provienen de cultivos transgénicos. El problema con los transgénicos es que son alimentos a los que se les han alterado su información genética y cambiado sus proporciones y geometrías quitándoles la posibilidad de implotar carga desde el vacío fractal. Realmente, son alimentos sin “alma”, descontextualizados de la Naturaleza por la manipulación genética a la que han sido sometidos. En este tipo de alimentos, sean frutas, verduras, carnes, etc., el ADN no tiene giro o fuerza de vida ya que han sido generalmente sometidos a un monocultivo de siembra desde hace siglos, además de que en su cultivo, no tienen diversidad biológica y no tienen diversidad de frecuencias. Imaginemos que viviéramos escuchando, durante toda la vida, una misma canción o viendo un mismo programa televisivo o leyendo el mismo párrafo… ¡por años o siglos!

Asimismo, se busca eliminar todo aquello que produzca mucosidad como los derivados lácteos. Reducir la ingesta de refinados como el azúcar blanca, la sal blanca y las harinas blancas, pues, en el proceso de blanqueo, se les añade cualquier cantidad de químicos tóxicos para el cuerpo. El azúcar blanca refinada se puede reemplazar por miel y, ocasionalmente, por azúcar negra de caña. El azúcar blanca atenta contra el buen funcionamiento energético del cuerpo y obstaculiza la asimilación del calcio. La miel, en cambio, aporta la importante energía solar curativa, además de diversos nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes. La sal refinada, producto de la sal marina fina, se consigue a través de un proceso de refinamiento químico, donde se le quita a la sal la energía citada y la priva del magnesio anticancerígeno. Otros buenos hábitos son cambiar la harina blanca refinada por harina integral y sustituir el arroz blanco refinado por arroz integral.

Las células de cáncer se alimentan de azúcar, leche y ambientes ácidos. Basta ver en qué solución crecen las muestras de células de cáncer: en un medio ambiente ácido. Una dieta basada en carne roja es ácida, es mejor comer pescado y un poco de pollo en lugar de carne vacuna o cerdo. Casi todas las carnes tienen antibióticos, hormonas y parásitos que pueden llegar a ser muy nocivos. Para crear un ambiente alcalino en el cuerpo, se necesita una dieta de aproximadamente 80 % de vegetales frescos y jugos, granos, semillas, nueces, almendras y sólo un poco de frutas.
La fruta es recomendable ingerirla con el estómago vacío, es decir, antes de los alimentos, pues de otra forma hace que la digestión se haga muchísimo más lenta; pero si se come entre comidas, es alimento de fácil asimilación.

Si uno desea vivir intensas experiencias de Kundalini, hay que reducir la ingesta de estimulantes como la cafeína, el azúcar, el alcohol, el tabaco y las drogas. Los estimulantes son los creadores de ilusiones número uno en el mundo. Las experiencias con enteógenos pueden ayudar a abrir la conciencia, pero siempre serán experiencias que, sin un adecuado trabajo espiritual, minan la fuerza vital del individuo. Ni hablar de los psicotrópicos o de las drogas químicas que devastan la fuerza de voluntad del individuo, le minan su fuerza vital. Idealmente, se debe buscar vivir y trabajar en un lugar donde los campos magnéticos sean prístinos y silenciosos. Asimismo, se recomienda eliminar la mayoría de metal de baja fractalidad de todo aquello que uno toca o de lo que se está cerca.

Se recomienda buscar comer alta calidad de proteínas una vez al día, como las proteínas de pescados o frutos secos, semillas y los productos de soja (tófu, leche de soja y proteína vegetal texturizada), así como los cereales - trigo, avena, arroz - y los huevos de gallinas de corral. Por supuesto, que no sean transgénicos o estén radiados. Se puede combinar los alimentos en un porcentaje de 60/30/10, incluyendo el 60% de carbohidratos y verduras, el 30% de proteínas y el 10% de grasa de alta calidad, como el aceite crudo de oliva de primera extracción en frío o el aceite propio de las nueces, almendras, cacahautes, etc.

Para reestablecer el campo electromagnético, se puede tomar un baño frío con respiraciones profundas, y si es posible, eliminar el contacto con agua clorada. Al salir del baño frío de inmediato pasar a un baño caliente, repitiendo este proceso varias veces para reactivar las capacidades de irradiación electromagnética de nuestras células. A esto se le llama “limpieza de sangre”. Realizar un enema o colema una o dos veces al mes para ayudar a los intestinos a limpiarse, es de suma ayuda.

Realizar ejercicios aeróbicos y anaeróbicos cada día para mantener la salud de órganos y para el movimiento de la energía vital es de suma importancia. Se puede hacer una práctica regular de Artes Marciales, Yoga, Tensegridad, Tai Chi, Danzas Circulares Sagradas, Danzas de Giros Sufi, etc. La gimnasia o los bailes modernos, aunque mueven la energía hexaédrica del cuerpo físico, no ayudan a activar los canales de acupuntura ni estimulan adecuadamente los órganos del cuerpo. Se ha comprobado cómo, en 10 minutos de yoga, el campo electromagnético crece y se equilibra, en contraposición con los 10 minutos de gimnasia que te hacen sudar, pero que no alimentan los cuerpos electromagnéticos o gravitatorios. Meditar, en el mismo lugar, en la salida o puesta del Sol es ideal para impregnar de nueva información la glándula pineal. En la puesta o la salida del Sol, si parpadeas rápidamente viendo al Sol durante algunos segundos, lograrás introyectar información que al cerrar los ojos podrás ver como una danza geométrica de inigualable belleza.














Empresas Filiales

Empresas Filiales