info
® Copyright 2000 - 2017, Psi cogeometría® y Arquitectura Biológica® son marcas registradas y protegidas por el uso de propiedad intelectual. Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto. La distribución gratuita de esta información obedece al principio geométrico de "distribución perphecta" que se opone a las leyes neoliberales de acumulación del capital. Te agradecemos distrubuir nuestro trabajo con amor e integridad. Atte. Psicogeometría. Arturo Ponce de León y Ninón Fregoso.



/


Artículos

Geometría Sagrada

Ejercicios y Trazos
Artículo #13.1 Técnica de Trazos y Visión Holográfica Ejercicios 2 y 3
®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Psicogeometría México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Extracto del libro "El Poder de la Vida en la Geometría Sagrada y la Arquitetura Biológica de Arturo Ponce de León y Ninón Fregoso" Adquierelo aquí

 

Ejercicio 2:
trazos de constantes geométricas:
√2, √3, √5.


Puedes hacer el trazo de los rectángulos y cuadrados √2, √3 y √5 en el mismo dibujo. Abre tu compás a 5 cms. y haz un círculo ligeramente cargado a la izquierda de la hoja. Luego, apóyate en el lado derecho del círculo y apoya el compás sobre la circunferencia para hacer otro círculo con el mismo radio del anterior. La intersección de ambos círculos se llama Vesica Piscis. Después, une ambos centros con una línea recta, que te servirá como base para hacer un cuadrado hacia abajo y otro hacia arriba, usando las escuadras como apoyo.

Por el teorema de Pitágoras (a2+b2=c2), la diagonal de un cuadrado de base 1 siempre mide √2, es decir, la relación es proporcional 1:1.4142. En este caso, la base es de 5 cms., así que la diagonal es 7.07 cms. La vesica piscis tiene una relación de √3 que se mantiene entre el ancho y el largo. La proporción es 1:1.73 o sea que si esta base es de 5 cms., la altura es de 8.65 cms. en la vesica.

Finalmente, la √5 se obtiene de la diagonal de un doble cuadrado. La relación es 1:2.23, así que en este caso la base es de 5 cms. y la diagonal mide 11.15 cms.

Ejercicio 3:
trazos de la Flor de la Vida


Todos los trazos que siguen salen de la base de un cubo. El hexaedro, con sus propiedades de incubación, da forma y estructura a la Vida, es la expresión de la división mitótica celular. Además, simbólicamente, estos trazos ilustran el proceso de creación que se narra en el Génesis bíblico: una metáfora de la Creación, del paso del Espíritu a la Materia, de lo sutil a lo denso. El Génesis es un texto sumerio que llega hasta nuestros días en forma de Revelación para los creyentes y de metáfora y mito para los no creyentes.



a) Patrón del Génesis: Semilla de la Vida


Ubica el centro de tu hoja haciendo un cruce de las diagonales con la escuadra o regla. Has un círculo de 2 cms. de radio apoyando tu compás en el centro de la hoja. Este primer trazo representa el día 1 de creación en el Génesis. En plano lo vemos como un círculo con un punto en el centro pero en 3D es un toroide donde el punto es un punto cero y la circunferencia es la esfera que circunscribe a la espiral.

Recuerda que, antes de llegar a la Flor de la Vida, ocurrió el proceso de creación del Toroide con el giro de la Pentaflor. “En el principio creó Dios el cielo y la tierra”, es decir, en el primer día se crea el espíritu y la materia, se crea un toroide, la energía es atrapada gravitacionalmente por un punto cero y se densifica. “… y llamó Dios a la luz día, y a la oscuridad la llamó noche”, o sea, se separa la implosión de la explosión en el proceso natural toroidal. La luz es aquella energía que viene hacia nosotros, que la implotamos, mientras que la oscuridad es la misma energía que se aleja de nosotros, que la explotamos. Vemos el firmamento y está oscuro, pues nuestro universo se está expandiendo y la energía se desplaza en dirección contraria a la que nosotros percibimos.

En el siguiente trazo debes ubicarte en cualquier parte de la circunferencia del primer círculo y con la misma apertura del compás hacer un círculo. De aquí en adelante, la única regla para continuar con los trazos es que si decides girar hacia la izquierda todo el trazo debe ser hacia la izquierda o si decides girar a la derecha siempre respetar el giro a la derecha. Este trazo simboliza el segundo día de creación en el Génesis, cuando se lee: “…Dijo Dios (Geometría Fractal): Haya un firmamento por en medio de las aguas, que las aparte unas de otras…”. Se crea la vesica piscis, la forma por donde entra y sale energía/materia, la forma del ojo, de la boca, de la vagina o de la uretra.

En el tercer trazo, si decides girar hacia la derecha debes apoyar el compás en el cruce entre el primer y el segundo círculo siempre girando en torno al círculo central. Si unes los tres centros, crearás un triángulo que representa el tercer día del Génesis. “Dijo Dios: Produzca la tierra, vegetación: hierbas que den semillas y árboles frutales que den fruto según su especie, con su semilla dentro, sobre la tierra…”.
Es importante la inclusión del verbo “decir”, ya que es el poder de la vibración, de la palabra, del aliento de vida que produce la geometría necesaria, pues como hemos visto la geometría es sólo un camino para acceder a lo sacro.

En el cuarto trazo, ubica el compás en el nuevo cruce entre el primer y el tercer círculo para generar un cuarto círculo. Si tomas como base el centro de los círculos uno y dos, podrás crear un cuadrado extendiendo las aristas hacia abajo. El cuarto día, en el Génesis, se lee “… y dijo Dios: Haya luceros en el firmamento celeste, para apartar el día de la noche, y sirvan de señales para solemnidades, días y años… atardeció y amaneció: día cuarto”. En el ciclo toroidal de la vida siempre se cierra un ciclo cuando, metafóricamente, amanece y anochece.

En el quinto trazo, debes ubicar el compás en el cruce del primer y cuarto círculo. Se crea el pentágono cuando se toma como base phi veces el radio de un círculo y se lo vincula con dos de los círculos laterales. En el Génesis encontramos lo siguiente al respecto: “Dijo Dios: bullan las aguas de animales vivientes, y aves revoloteen sobre la tierra frente al firmamento celeste”. Las proteínas vivas tienen fundamentalmente patrones pentagonales pues el pentágono simboliza la capacidad de transmitir y compartir la información de vida.

En el sexto trazo, ubica el compás en el cruce entre el primer y el quinto círculo y se creará un hexágono al unir todos los cruces del primer círculo. En el sexto día, el Génesis dice: “Dijo Dios: produzca la tierra animales vivientes según su especie: bestias, reptiles y alimañas terrestres según su especie (...) Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra, y mande en los peces del mar y en las aves del cielo, y en las bestias y en todas las alimañas terrestres, y en todos los reptiles que reptan por la tierra»”.

Finalmente, en el séptimo trazo, pon la punta del compás en el cruce entre el sexto círculo y el primero y lograrás completar el dibujo llamado Patrón del Génesis obteniendo al unir las diagonales un cubo fractal. El Génesis dice: “… y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó; porque en él cesó Dios de toda la obra creadora que Dios había hecho. Ésos fueron los orígenes del cielo y la tierra, cuando fueron creados”.

Día 1 y 2

Día 3 y 4

Día 5 y 6

Día 7

Semilla de la Vida

 

b) Flor de la Vida



Para hacer el trazo de la Flor de la Vida, tienes que continuar con la lógica visual del patrón del Génesis. Siempre tienes que ubicar el centro, el punto cero, el origen del deseo. De otra manera, te perderías en la vastedad de círculos o experiencias de la vida.

Hasta este punto, se han formado el círculo central y un primer circuito de seis círculos que rodean al primero, formando el patrón del Génesis. Continúa girando hacia donde decidiste empezar a girar en el primer circuito de círculos, para completar un segundo circuito de doce círculos. La técnica es la misma: ubicar el compás en los cruces nuevos que surgen del trazo de cada círculo. Si te das cuenta, el patrón del Génesis es hexagonal y por tanto es la proyección de un cubo de 3D visto en 2D. El dibujo tiene los ejes de rotación x, y, z propios de la tridimensionalidad.

Una vez terminado el segundo circuito de doce círculos disponte a trazar un tercer circuito de dieciocho círculos. Finalmente, traza un cuarto y último circuito de veinticuatro círculos. Para terminar el trazo, rodea el dibujo total con dos círculos que lo circunscriban y lo encierren en su propia fuerza.

La Flor de la Vida

 

c) Árbol de la Vida



El diagrama del Árbol de la Vida encierra la profunda sabiduría Cabalista, la rama oculta del misticismo judío, base de la religión cristiana. Esta imagen es una representación en 2D de un complejo cuerpo geométrico formado por un tetraedro, un hexaedro y un dodecaedro, que da origen a los 22 psicotipos humanos. Por ahora comenzaremos por trazarlo e implotar su geometría para después –en futuras publicaciones– comprender la profundidad psicológica de cada psicotipo humano.

Observa el dibujo correspondiente y abre tu compás con un radio de 0,6 cms. para marcar los diez puntos que se indican. Estos puntos representan las diez emanaciones de Dios, las sephirot, según la Cábala. Una vez marcados los círculos, une como se muestra con líneas rectas. Finalmente, coloréalo como más te agrade.

 

Círculo central y 1er circuito de círculos -/-8-8-5-+

 

d) Fruto de la Vida


Para trazar el Fruto de la Vida es imprescindible haber trazado la Flor de la Vida en su totalidad. La Fruta o Fruto de la Vida es una figura consistente en trece círculos tangentes que nacen de la Flor de la Vida y marcan los ejes de la tridimensionalidad x, y, z. La connotación simbólica del trazo es la representación de Jesús el Cristo (en el centro) rodeado de los doce apóstoles, o el Sol, el Logos, rodeado de doce constelaciones, si se prefiere.

A mano alzada toma el color que quieras y ubicando el círculo central de la Flor de la Vida colorea la circunferencia. Ahora alinea tu dibujo sobre uno de sus ejes, esto es, vas a trazar con el mismo color y a mano alzada dos círculos tangentes hacia arriba del círculo central y dos círculos tangentes hacia abajo (el eje y).

Luego, localiza el eje “x”, que se ubica a 60º del eje “y” para trazar con el mismo color hacia la esquina superior derecha e inferior izquierda. Para terminar, traza los dos círculos que estén nuevamente a 60º del eje x, en el eje z, hacia la esquina inferior derecha y superior izquierda.

Árbol de la vida sobre Flor de la Vida



Fruto de la vida sobre Flor de la Vida

 

e) 5 sólidos platónicos



Tienes que trazar cada sólido platónico en una hoja independiente. Para ello tienes que trazar primero el Patrón del Génesis; luego, la Flor de la Vida y al final el Fruto de la Vida, los tres en la hoja de cada patrón. Una vez que tengas las cinco hojas listas, te será más fácil proseguir con el proceso de geometría implosiva que implica el trazo. Recuerda que después de terminar de trazar y ponerle color a cada sólido lo tienes que implotar usando la Visión Holográfica.
Tetraedro: geometría sexual

Tetraedro y Fruto de la Vida

 

En este punto tienes completo el trazo de la Flor de la Vida en lápiz y el trazo de la Fruta de la Vida en un solo color. Si tienes facilidad para el dibujo podrás ver la imagen y con el lápiz de color rojo y la escuadra, podrás unir los centros de los círculos de la Fruta de la Vida como se indica.

Puedes numerar con letra pequeña y usando un lápiz el centro de cada círculo de la Fruta de la Vida, empezando con el número 1 arriba (en el circuito más exterior al centro) y girando hacia la derecha, hasta el número 6, para continuar con el número 7 abajo del 1 y girando hacia la derecha por el circuito interno, hasta llegar al número 12. Obviamente, el número 13 queda en el centro.

Ahora, sólo tienes que unir los centros con color y regla para formar triángulos (tetraedros, si los viéramos en 3D) en el siguiente orden: 1-3, 3-5, 5-1, 1-13, 3-13, 5-13, 6-2, 2-4, 4-6; y en el circuito interno, 7-9,9-11, 11-7, 12-8, 8-10, 10-12. Listo, ahora sólo falta la Visión Holográfica para implotar y… ¡recodificar los patrones sexuales, el elemento fuego!

Hexaedro y Fruto de la Vida

 

Como en los pasos descritos en el tetraedro, toma el color verde y sigue la secuencia: 1-2, 2-3, 3-4, 4-5, 5-6, 6-1, 2-13, 4-13, 6-13; y en el circuito interno, 7-8, 8-9, 9-10, 10-11, 11-12, 12-7. Haciendo la Visión Holográfica, incorporarás nuevos patrones en tu conciencia motriz, en tu elemento tierra.

Octaedro: geometría intelectual

Octaedro y Fruto de la Vida


Con la Flor y la Fruta de la Vida listas, toma el color amarillo y une con la siguiente secuencia: 1-2, 2-3, 3-4, 4-5, 5-6, 6-1 en el hexágono exterior; 1-3, 3-5, 5-1 en el triángulo grande y en el circuito interior; 7-8, 8-9, 9-10, 10-11, 11-12, 12-7 para el hexágono pequeño; y 7-9, 9-11, 11-7 para el triángulo interno. Haciendo la Visión Holográfica, podrás implotar geometrías y formas de onda de patrones en tu conciencia intelectual, en el elemento aire.

Icosaedro: geometría emocional

Ahora toma el color azul y une con la siguiente secuencia. Primero debes crear un hexágono externo uniendo 1-2, 2-3, 3-4, 4-5, 5-6, 6-1; luego un triángulo uniendo 1-3, 3-5, 5-1 y las uniones siguientes con 2-8, 4-10, 6-12. Para finalizar, crea un triángulo interno, con punta hacia abajo, uniendo 8-10, 10-12, 12-8. Con la Visión Holográfica recodifica los patrones de simetría de onda en el toroide emocional del cuerpo gravitacional, incidiendo en el elemento agua.

Icosaedro: geometría emocional

 

Icosaedro y Fruto de la Vida

 

Ahora toma el color azul y une con la siguiente secuencia.  Primero debes crear un hexágono externo uniendo 1-2, 2-3, 3-4, 4-5, 5-6, 6-1; luego un triángulo uniendo 1-3, 3-5,  5-1 y las uniones siguientes con 2-8, 4-10, 6-12. Para finalizar, crea un triángulo interno, con punta hacia abajo, uniendo 8-10, 10-12, 12-8.  Con la Visión Holográfica recodifica los patrones de simetría de onda en el toroide emocional del cuerpo gravitacional, incidiendo en el elemento agua.

 

Icosaedro y Fruto de la Vida

 

Dodecaedro: salud / instinto (fuerza vital)

El trazo del dodecaedro es el más complejo pues implica crear líneas que no están dadas por los diseños anteriores. Para ello, es necesario que realices el trazo de la Estrella Madre que describiremos más adelante.

Una vez que tengas el trazo de la Estrella Madre, tienes que continuar con la siguiente secuencia, tomando el color índigo para realizar los trazos. Ubica visualmente el centro del círculo 13 y muévete del 13 con dirección al 8, cruzando todo el radio del círculo 13 y entrando ligeramente al círculo 8, hasta el punto de cruce de las líneas que surgen de la Estrella Madre (la línea 1-9 y 3-7).

Luego, debes ir del 13 al 10 con la misma distancia que el anterior, y del 13 al 12, creando así una línea del centro hacia abajo, otra línea del centro hacia la derecha (inclinada ligeramente hacia arriba) y otra del centro hacia la izquierda con la misma inclinación, sólo que especular.

Después debes trazar la figura del exterior, ubicando el centro de cada círculo del circuito interno. Con el color índigo, traza la línea horizontal que corre por el círculo 7 pero no llegues a tocar la circunferencia del mismo. Fíjate en la imagen: la línea horizontal llega hasta donde la línea 1-9 corta verticalmente.

Dodecaedro y Fruto de la Vida


Repite los pasos en el círculo 8, 9, 10, 11 y 12 para que al final tengas 6 líneas rectas que casi tocan sus respectivas circunferencias. Ahora tienes que crear las líneas que completan la forma externa, mediante pequeñas líneas que no están dadas por el trazo de la Estrella Madre. Para terminar, simplemente ubica las tres primeras líneas que partieron del centro y une el extremo de cada línea con el extremo que le corresponde en la forma exterior, como se muestra en la ilustración.



f) Estrella Madre


Como en los casos anteriores, para poder trazar la Estrella Madre tienes que contar con la Flor y la Fruta de la Vida terminadas. La instrucción es muy sencilla: unir todos los centros con todos los demás.

Es necesario unir con lápiz y líneas rectas todos los centros de la Fruta de la Vida, haciendo absolutamente todas las posibles combinaciones. Te recomendamos ir en orden para no perderte entre tanta línea, es decir, comienzas con el punto 1 uniéndolo con el 2, el 3, 4, 5… hasta el 12; y luego tomas como base el número 2 y unes el 2 con el 3, 4, 5, 6, etc.…
Por supuesto, no es necesario que remarques donde el trazo ya está hecho. Al final, tendrás una matriz como la que se ilustra, donde están contenidos todos los sólidos platónicos.

Al hacer la Visión Holográfica sobre esta imagen, tendrás una poderosa experiencia de codificación simultánea de las cinco funciones básicas de la conciencia, por lo que te sugerimos realizar este ejercicio después de haber hecho la activación con cada uno de los sólidos platónicos por separado.


Estrella Madre y Fruto de la Vida



Para trazar el tubo toro en una perspectiva de corte transversal hay que abrir el compás a 3 cms., hacer el círculo del centro, apoyar la punta del compás en cualquier punto de la circunferencia del primer círculo hacer otro círculo, mover la punta del compás aprox. 1 cm. sobre dicha circunferencia, hacer una pequeña marca e ir “caminando” sobre la circunferencia para obtener todos los puntos donde se ira ubicando el compás al hacer los siguientes círculos que completarán el circuito total.

Estrella Madre y Fruto de la Vida







Empresas Filiales

Empresas Filiales