info
® Copyright 2000 - 2017, Psi cogeometría® y Arquitectura Biológica® son marcas registradas y protegidas por el uso de propiedad intelectual. Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto. La distribución gratuita de esta información obedece al principio geométrico de "distribución perphecta" que se opone a las leyes neoliberales de acumulación del capital. Te agradecemos distrubuir nuestro trabajo con amor e integridad. Atte. Psicogeometría. Arturo Ponce de León y Ninón Fregoso.



/


Artículos

Geometría Sagrada

Ejercicios y Trazos
Artículo #13.3D Técnica de Trazos y Visión Holográfica Arquetipos del diseño en trazos del 8 al 9
®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Psicogeometría México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Extracto del libro "El Poder de la Vida en la Geometría Sagrada y la Arquitetura Biológica de Arturo Ponce de León y Ninón Fregoso" Adquierelo aquí

 

8. El ocho: la óctada

 

La óctada simboliza el ciclo de la renovación periódica. Pasando la héptada y su virginidad, el ocho simboliza la promiscuidad ya que tiene más divisores que cualquier otro número en la Década. Es divisible por 1, 2 y 4 y sus divisores nos dicen claramente que sus raíces están en la Mónada, la Díada y la Tétrada. Antiguamente se le asociaba con la justicia ya que podía dividirse sin perder su proporción. En Sánscrito o-catasrah significa “doble cuatro”. Las caras cuadradas del cubo y la Óctada están relacionados con el simbolismo de la Tétrada como la “tierra”, como la forma manifestada, las fases cristalinas de la materia y la estabilidad física. Esa es la razón por la cual el número cuatro y el número ocho están asociados con el aspecto de la Gran Diosa Madre o aquella que nutre y da sustento.

En la tradición islámica son cien los nombres de Dios pero sólo 99 se pueden conocer y pronunciar. Dentro de los 99 Hermosos Nombres de Allah, “El Compasivo” es el más alto pronunciable. A través del ciclo de la respiración, el Compasivo respira y crea, manifiesta para disolver y renovar periódicamente el universo. La contracción y la expansión del cuadrado dan un ciclo completo de la Respiración del Compasivo para dar pie a los diseños islámicos. Es un modelo cosmológico que simboliza el ínter juego de las polaridades que manifiestan la forma.

El diagrama de ocho se conjuga entre dos cuadrados que representan el diagrama Aristotélico de los cuatro elementos o los cuatro estados de la materia (tierra = sólido, agua = líquido, aire = gas, fuego = plasma electrónico) cruzándose con las cuatro cualidades de la material (frío = contracción, caliente = expansión, mojado = disolución, seco = cristalización).

La tabla periódica de los elementos con sus 92 átomos naturales desde el hidrógeno al uranio está ordenada en periodos de ocho. Esta tabla es un modelo cosmológico moderno que expresa los principios de trenzado de la Mónada, Díada y Tétrada eso significa que el universo está ensamblado de polaridades con cargas positiva y negativa de materia subatómica. Cada fila de la tabla representa una escala superior de ocho pasos.

Representa el principio de resonancia pues implica el fin de una etapa y el comienzo de otra. Hay una relación muy interesante entre los números siete y ocho, entre la escala musical y la octava y el proceso de duplicación. Si dividimos 1/49 (7x7) obtenemos 0.020408163264…que contiene números pertenecientes a la secuencia numérica binomial. Empieza con 02, luego 04, luego 08 y continúa duplicándose 16, 32, 64, etc. La óctada simboliza la resonancia o la trascendencia en un cambio de cíclico. La resonancia ha sido utilizada por las Doctrinas Herméticas en sus leyes de Correspondencias y sus Leyes de Analogías o Similitudes.

En la manifestación de las expresiones de la Óctada encontramos el sistema Chino conocido en Occidente como el I Ching o Libro de las Mutaciones. La diferencia entre este sistema y el sistema científico de la Tabla Periódica de los Elementos es que el primero nos habla de eventos, procesos de transformación mas que de “cosas”, uno se aboca al estudio de la subjetividad mientras que el segundo a la objetividad. También el ajedrez esta basado en una plantilla de 8x8. El tablero de ajedrez tiene en su circuito final 28 casillas que simbolizan las fases de la luna, los 28 días lunares y su relación con el principio de la transformación, del cambio; por ello la geometría del templo hindú dedicado al dios Shiva “el transformador”, tiene la geometría de una retícula fractal de 8x8.

9. El nueve: la enéada

 

El nueve es el fin del ciclo de los números de un solo dígito en la Década. Los antiguos filósofos consideraban al nueve como aquel que trae completud. La enéada está compuesta de tres trinidades (3x3=9) y representa lo más sagrado, la perfección, el balance, el orden y lo supremo. En la antigua Asia, los regalos en grupos de nueve eran los más respetados. En China “nueve” y “regalo” son idénticos. El nueve lo encontramos en los nueve mundos de la Eneada Egipcia, la compañía de nueve dioses y diosas, representan los principios arquetípicos que regulan y rigen el cosmos por la ley de los números; en los nueve círculos del Infierno de Dante, o en los Nueve Señores de la Noche de la tradición Maya, en la Eneada de Virgilio o en el mito Hopi del Peshmehten (literalmente, “diez menos uno” en los nueve niveles en la pirámide de Palenque.

El cuadrado mágico de nueve cuadrados (retícula de 3x3) aparece en las culturas del Islam, India, Zainos, Budistas Tibetanos, Celtas, Africanos, culturas Chamánicas y en el misticismo Judío. Son nueve los anillos que forman el centríolo de una célula humana. El Laberinto cretense (visto en 3d es un toroide) surge de una cruz con nueve puntos y sus respectivas uniones. Simboliza el proceso del Eneagrama, una figura geométrica introducida a Occidente por G. Gurdjieff (quien la aprendió de Asia Central) que explica la organización de cualquier evento en términos de sus principios esenciales. Esta figura esta compuesta de la Mónada, la Tríada y la Héxada representado por un círculo, un triángulo y un figura de seis picos doblada sobre sí misma.

La enéada representa el cenit de las posibilidades para los números. El nueve como final de los números pitagóricos completa los arquetipos que manifiestan las formas y los procesos en la Naturaleza. Después de nueve meses en el útero materno sabemos que el bebé está listo para ir de una vida intrauterina a una vida de mayores posibilidades fuera del útero. Lo que nos queda es la oportunidad de ir más allá del horizonte, más allá de lo alcanzable por los números y las medidas: la vida misma.







Empresas Filiales

Empresas Filiales