info
® Copyright 2000 - 2017, Psi cogeometría® y Arquitectura Biológica® son marcas registradas y protegidas por el uso de propiedad intelectual. Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto. La distribución gratuita de esta información obedece al principio geométrico de "distribución perphecta" que se opone a las leyes neoliberales de acumulación del capital. Te agradecemos distrubuir nuestro trabajo con amor e integridad. Atte. Psicogeometría. Arturo Ponce de León y Ninón Fregoso.



/


Artículos

Geometría Sagrada

Artículo #4.6 Triángulo, Óvalo áureo
 
®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Psicogeometría México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Extracto del libro "El Poder de la Vida en la Geometría Sagrada y la Arquitetura Biológica de Arturo Ponce de León y Ninón Fregoso" Adquierelo aquí

Podemos también construir un triángulo áureo poniendo como base la unidad y como lado del triángulo, 1.618033… veces la base. Los ángulos internos del triángulo de oro tienen dos ángulos de 72º y uno de 36º. Si disponemos triángulos dorados sobre un decágono, encontramos lo que el Dr. Ortiz, biólogo mexicano, en sus profundas investigaciones denomina la retícula Deca-Delta. Una retícula que rodea el planeta e interconecta la conciencia de la vida orgánica, lo que a su vez, el biólogo inglés R. Sheldrake denomina campos de resonancia mórfica para explicar la causación formativa de la Naturaleza que viaja en esta retícula geométrica.

De la prolongación de las aristas de un decágono surge un ángulo importante en todas las tradiciones esotéricas: el número 144 y éste es el ángulo que surge de prolongar las aristas del decágono. También un círculo de 360º, dividido en 5 partes iguales, produce ángulos de 72º, y el coseno de 72º es 0.3090169944, que es exactamente la mitad de phi, el recíproco de phi o 0.6180339887. En la Biblia, se habla de los 144,000 elegidos, pero si comprendemos que el lenguaje bíblico es un lenguaje simbólico y geométrico, vemos que ese número de “elegidos” llegará cuando vivamos la conciencia de esa red planetaria deca-delta. La conciencia de la información que genera vida.

Un óvalo dorado es aquel que tiene la unidad a razón del número phi de ancho por largo. El rostro humano tiende a esa proporción. Podemos intercambiar las formas y siempre obtener formas áureas. Un romboide puede también ser áureo. Incluso los cuasicristales de Penrose están dispuestos a partir de romboides phi y sus respectivos múltiplos y submúltiplos.



El tríangulo aútreo y el huevo áureo son base de la retícula Deca-Delta, del rostro humano y ciertas formas de arte sagrado

En la década de los años 70, anterior al descubrimiento de los cuasicristales, el físico inglés Roger Penrose se interesó en resolver un problema matemático clásico: cómo cubrir totalmente un plano con figuras diferentes, sin que éstas se encimen y que se embonen sin dejar huecos entre ellas, y donde además, los patrones creados no se repitan. A los patrones irregulares (cuasipatrones) de figuras poligonales que no se repiten ni se enciman y que embonan sin dejar huecos, se les asocia a un patrón de Penrose. La característica más importante del patrón de Penrose es que los resultados de experimentos de difracción óptica realizados con él, coinciden cualitativamente con los de microscopía electrónica hechos en cuasicristales reales, lo que demuestra que ambos poseen el mismo tipo de orden aunque difieran en detalle. Utilizar estas formas genera atracción, armonía, estética y funcionalidad, siempre y cuando los elementos sean acomodados sabiamente.


Asimismo, los cambios que se producen en el mercado accionario responden, entre otros factores, a la proporción áurea. El mercado accionario es reflejo del comportamiento humano de venta y compra de bienes o servicios de consumo, y vemos reflejado este comportamiento en las gráficas. Por supuesto, con la medida áurea se sabe dónde va a cambiar, pero no se puede predecir si va a la alza o a la baja, si se debe vender o comprar, pues no se puede saber qué dirección va a tomar la onda.







Empresas Filiales

Empresas Filiales